El Cabaret de los Años 30

EL CABARET DE LOS AÑOS 30

El Cabaret nace con el comienzo de la ruptura cultural, artística y social que las vanguardias aportan a fines del siglo XIX. Desde aquel mítico espacio de la bohemia que fue Le Chat Noire de Montmartre, hasta los grandes cabarets del Lido y Folies Bergère, las principales ciudades del mundo albergaron locales del renombre del Cotton Club de Nueva York, Els Quatre Gats de Barcelona, el Tropicana de La Habana, el Cabaret Voltaire de Zúrich, Die Katakombe de Berlín, y, cómo no, el Moulin Rouge parisino y su réplica barcelonesa de El Molino.
Por estos locales pasaron o se forjaron figuras claves de los treinta como Joséphine Baker, la Mistinguett, Édith Piaf, Louis Armstrong, Duke Ellington o Carlos Gardel. Todos ellos tienen su representación y presencia en Utopía, a través de documentos, imágenes y discos de baquelita de la época que muchas noches suenan en los gramófonos de la Fonda de Utopía con las grabaciones originales de aquellos grandes artistas.

Las Habitaciones en el entorno del Cabaret

 

El Hotel Utopía tiene una de sus habitaciones, Cabaret, enteramente dedicada y decorada al recuerdo de estos míticos locales. Jazz y Tango son otras dos habitaciones con temática relacionada con el cabaret de los treinta.

La Fonda de Utopía, espacio de Cabaret de los 30

 

La Fonda de Utopía es, en si misma, una sala de cabaret que no sólo sigue las pautas de decoración abigarrada y envolvente de algunos de estos locales en los años treinta, sino que plantea muchas noches del año, y todas las de los viernes y sábados, cenas que siguen las pautas de entonces: excelente gastronomía, alto servicio, buenas copas, música en vivo, grandes conciertos, espectáculos de cabaret, baile, romanticismo, ensoñación y, a veces, picardía.