El Rock de la Cárcel

Terminaba la década de los 50 en España y la caspa se amontonaba perezosa sobre las hombreras de los raídos trajes de los mayores. Hacía siempre frío, salvo los pocos meses en que aparecía por las calles el carrito de los helados que coincidía con la llegada de la feria que allí llamábamos “Los Caballitos”. Entre ese tropel de polvo y de pobres feriantes, embaucadores de escopetas de tiro con la mira retocada y premios de pepinillos al palillo roto a fuerza de insistir, se coló en mi ciudad imperial, aún protegida bajo palio, una bocanada de aire fresco.

Recuerdo aquella carpa blanca impoluta y sin caspa, incluso enmoquetada, con feriantes rubios o alemanes –que para entonces era lo mismo-, embutidos de impecables monos blancos. Dentro, varios monolitos revestidos de sábanas estaban coronados por unos misteriosos aparatos que eran como radios, pero que en su frontal portaban unas pequeñas pantallas que recordaban al cine de juguete. A todo aquello, los rubios le daban por nombre Visiongrafía. Allí, dentro de aquella carpa angelical, realmente no pasaba nada, no había mujeres barbudas, ni tan siquiera se esperaba a Manolita Chen; pero en las pantallas de las misteriosas cajas que albergaba, surgían unas imágenes en movimiento que mostraban a unos extraños seres de apretado traje negro y camiseta a rayas presidiarias, que se movían cual enanos bailones al ritmo de un sonido tan sincopado y enervante como incomprensible. El más rubio de los rubios feriantes repetía sin cesar que aquel milagro alemán era la radio con imágenes del futuro. A mí me daba igual lo que aquello fuese a ser, sólo me importaba lo que ya era: un milagro. ¿O no era milagroso, al menos de tanto mérito como la virgen de Fátima, la aparición de un grupo de presidiarios moviendo sus caderas, provocando escalofríos, mientras entonaban un himno pagano con incomprensible letra, mientras una batería remarcaba cada verso con un delicioso taaaaaaa…chan de los infiernos?

Pocos meses después, en un local del centro de la ciudad, abrió, efímeramente, el primer salón de máquinas del millón. A los hijos del futbolín repintado, aquel lugar nos fascinaba. Pero a mí, muy por encima de la magia de las bolas de los flippers, me sobrecogió un enorme aparato con forma de capilla de neones del que, por dos monedas y apretando una tecla, un brazo mecánico extraía un microsurco y lo hacía sonar. Allí estaban también los presidiarios. La tecla, sucia de tanto apretarla, tenía al lado un rótulo: “El nuevo ritmo del Rock & Roll por Elvis Presley y su Rock de la Cárcel”.

Así aprendimos de niños que había otros mundos lejanos y sin caspa.

 

Escribir comentario

Comentarios: 10
  • #1

    Jose Luis (jueves, 10 junio 2010 16:18)

    "Spider Murphy played the tenor saxophone,
    Little Joe was blowin' on the slide trombone.
    The drummer boy from Illinois went crash, boom, bang, bang,the whole rhythm section was the Purple Gang.
    Let's rock, everybody, let's rock.
    Everybody in the whole cell block
    was dancin' to the Jailhouse Rock"

    Insuperable, siempre Elvis...

    Y a disfrutar el weekend con Mikel. Será todo un exitazo, estoy seguro.

    Un abrazo desde Barcelona.

  • #2

    Altango (viernes, 11 junio 2010 13:29)

    Bueno, pues la verdad es que mi relación con el mundo del Rock comenzó bien tempranito, antes incluso de lo que puedo recordar...

    Todo gracias a un LP grabado en cassete y que probablemente quedó gastado de tanto uso.

    Recuerdo que se llamaba Vuelve el Rock Vol 2 y en él estaban todos los que en otra época fueron considerados casi como reencarnaciones del mal; Elvis, Jerry Lee,...a excepción del bueno de Orbison, representante de la otra cara del Rock.


    Aunque no lo he visto nunca por la calle estoy seguro de que Elvis aún vive, y a buen seguro que esta misma noche y mañana Mikel nos lo demostrará.

    Un saludo:
    Altango

  • #3

    Inma-Huelva (lunes, 14 junio 2010 11:16)

    Bueno, no os podéis ni imaginar de que manera estuvo Mikel poseido esa noche por Elvis, que fuerza, que movimientos, que ganas, increíble. ha nacido “Mikelvis”, (leí este nombre una vez por el blog y es que es así, “Mikelvis” jeje)

    En cuanto al hotel, muy bien todo, la atención, la cena, la estancia….gracias a Mikel conozco ese rincón mágico que es Utopía.

    El concierto inigualable, con un Mikel que echaba los restos y sudaba rock and roll por cada poro de su cuerpo.

    PERO….en cuanto a como se organizó el espectáculo tengo UNA QUEJA:

    ¿¿¿¿COMO SE PUEDE ORGANIZAR UN CONCIERTO DE ROCK CONTENIDO?????, me explico:

    Resulta que nos rogaban desde la organización que fuesemos caracterizados con atuendos de la época de Elvis, y que ibamos a bailar en la sala. Y todo para al final TENERNOS SENTADOS desde las 21:30 que comenzó la cena hasta las 2:30 que finalizó el concierto. Yo no daba crédito: un concierto de rock sentados debajo de la mesa de la cena!!!!!!!!!

    Es muy difícil teniendo a Mikel tan cerca y cantando semejante repertorio que no te den unas ganas locas de moverte, así que más de uno estuvimos allí sentados botando en nuestras sillas como podíamos.

    En un par de ocasiones no pude contenerme más y me levanté, a moverme un poco con alguna canción con la que me era imposible estar sentada, pero enseguida unas señoras me dijeron que no veían, que me quitara enseguida.

    Así que me cortaron las alas, o más bien esa noche “me amputaron las piernas”.

    A LA ORGANIZACION LE DIRIA: si quieren ver a la gente disfrutar de verdad, no le corten las alas en un concierto de tal calibre. Las hubieran visto disfrutar como cuando Mikel se despidió cantando Cien gaviotas y el jardín de rosas. Ahí ya toda la sala se pusó en pie y dejó de estar contenida.

    Cuando acabó el concierto, le comenté a Mikel que no entendía que hubiesemos estado sentados y que me moría por haberme movido un poco y me dijo que me entendía.

    Al igual que Mikel si tenéis ocasión os recomiendo Utopía porque es entrar y estás en otra dimensión, en mágia continua. y por supuesto si tenéis la ocasión no os perdáis a “Mikelvis”, es una experiencia única.

    Felicidades también para Los Intocables, la banda que acompañó a Mikel aquella noche.

  • #4

    hotelutopia (lunes, 14 junio 2010 22:09)

    Gracias Inma por tu entusiasmo y cariño hacia Mikel y hacia Utopía.
    Sobre "el rock contenido", nosotros no contenemos nada de nada y nos encanta que la gente se levante y baile. Otra cosa es que halla personas sentadas detrás y decidan no levantarse, entonces es fácil que prefieran poder seguir viendo el concierto, pero tampoco en eso intervenimos, salvo que alguien lo solicite, cosa que no sucedió.
    El formato de Utopía para sus noches de concierto es el típico del cabaret de los años 30, con copas en el bar antes de cenar, cena sentados y espectáculo durante y, sobre todo, después de la cena.
    Este formato tiene grandes y excepcionales ventajas muy aplaudidas por los amigos de Utopía, pero también algun inconveniente, como suele pasar en casi todos los órdenes de la vida. Ventajas de confort, de sumar placer gastronómico a la velada, de intimidad, de estar sentados cómodamente, de ver y oir a la perfección... Desventaja la dicha: si sólo se levanta a bailar una parte de la sala y detrás hay quien no se levanta, se molesta a esos amigos. De todos modos, ya tenemos previsto mejorar el formato, y con imaginación y algo de ayuda de clientes tan entregados como tú, generaremos en el momento adecuado una pista de baile.
    Nos encanta que hayas sido feliz. ¡Hasta pronto!

  • #5

    Inma-Huelva (martes, 15 junio 2010 10:46)

    muchas gracias por la respuesta. Espero no haber ofendido a nadie con mi postura.

    Me encanta el formato de Utopía para disfrutar de un concierto en la sala sentados intimamente. De hecho estuve la primera vez en diciembre viendo a Mikel precisamente, y me encanto.

    Pero en esta ocasión no podía resistirlo, por el tipo de concierto y también porque igual al haber leído en vuestra página que bailaríamos un poco en la sala pues iba ya con esa predisposición.

    No pretendía criticar el formato Utopía, que como ya digo me encanta. Sólo dar mi opinión de este concierto en concreto.

    Un saludo, y hasta la próxima.

  • #6

    Sophie Mccleskey (jueves, 02 febrero 2017 21:06)


    I really like it when people get together and share views. Great site, stick with it!

  • #7

    Kelsie Hermanson (lunes, 06 febrero 2017 12:08)


    Hi, every time i used to check blog posts here early in the daylight, as i love to gain knowledge of more and more.

  • #8

    Alesha Shah (lunes, 06 febrero 2017 19:11)


    Attractive section of content. I just stumbled upon your weblog and in accession capital to assert that I acquire in fact enjoyed account your blog posts. Any way I'll be subscribing to your feeds and even I achievement you access consistently fast.

  • #9

    Annabell Friley (jueves, 09 febrero 2017 08:42)


    It's a shame you don't have a donate button! I'd most certainly donate to this outstanding blog! I guess for now i'll settle for bookmarking and adding your RSS feed to my Google account. I look forward to new updates and will share this website with my Facebook group. Talk soon!

  • #10

    Latricia Ayers (jueves, 09 febrero 2017 13:11)


    Please let me know if you're looking for a writer for your weblog. You have some really good articles and I feel I would be a good asset. If you ever want to take some of the load off, I'd really like to write some material for your blog in exchange for a link back to mine. Please blast me an e-mail if interested. Kudos!